Traje: Elegancia pura

Un buen traje siempre es sinónimo de presencia masculina, ya sea para un gran evento, o incluso en el trabajo, la elegancia de esta indumentaria no se compara.

El traje de etiqueta es un clásico del siglo XX, inspirados en el atuendo de los capitanes del siglo XVIII. En la actualidad hay gran diversidad de este atuendo, sin embargo se sigue manteniendo el mismo patrón de diseño que muchos años atrás.

Los trajes se dividen en distintos tipos según la ocasión. El más común, de uso tradicional es el traje recto de dos botones, es el que presenta la chaqueta con más abertura en el centro y deja ver muchos más la corbata. El traje recto de tres botones es el más elegante, se puede acompañar con un chaleco y es el más adecuado para un banquete. El traje de tres botones, lleva dos filas de botones y es considerado el más glamuroso, se usa siempre abotonado.

Traje. hombredehoy.net

Lo primero que hay que tener en cuenta es el largo de la chaqueta, el cual debe llegar a tapar el asiento de los pantalones. Para saber el largo correcto de las mangas, se debe tener en cuenta las mangas de la camisa, éstas deben sobresalir unos centímetros.

Los pantalones, ya sean con cinturón o sin él, deben descansar naturalmente en la cintura. Los pantalones correctos no dejan pliegues ni forman bolsas, sino que se ciñen al cuerpo con naturalidad. El largo correcto de los mismos debe llegar hasta tapar al menos la mitad de los zapatos.

El buen corte de los trajes se puede distinguir por los bolsillos. Al sentarse el forro del bolsillo debe quedar oculto, esa es una señal de distinción. El bolsillo interior de la chaqueta debe llevar un botón, y nunca se debe estar desabrochado. Un buen traje lleva un forro de seda con puntadas muy juntas.

Traje gif hombredehoy.net

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*


error: