Seductor: ¿nace o se hace?

La frase “seductor nato” habla de que ésta fuera una cualidad o don que el hombre lleva consigo naturalmente y desde el comienzo.

Sin embargo parece que con algunos secretos, consejos y charlas puedes llegar a conseguir esa condición de seductor, al menos así lo suponen los creadores de la escuela “Seducción Secreta”.

Puro marketing, psicología aplicada a la seducción, invento chino o no sabemos cómo definirlo, lo cierto es que en Argentina la primera escuela de seducción de Latinoamérica está haciendo furor para los hombres que quieren aprender a conquistar mujeres.

seductor gif Ryan Reynolds

Este exótico instituto que brinda las clases más asombrosas dicta teoría y práctica que puede ir desde un seminario intensivo de un día a un entrenamiento de cinco meses.

Pensado principalmente para los más tímidos que viven como algo tortuoso el momento de la conquista o el coqueteo a Hombre seductor en trajeuna mujer, pero también abierto a todos los que se interesan en saber más estrategias, claves y secretos para optimizar los resultados en lo que a la seducción ataña. Enseñan dos hábitos básicos: interactuar con muchas mujeres e intentar avanzar románticamente con todas ellas.

Además de las clases presenciales hay toda una artillería para profundizar este singular aprendizaje y hay foros con discusiones, tácticas y secretos que, según los expertos, siempre funcionan. Además la escuela está preparando un manual que reúna toda esta información y que se convierta en la gran enciclopedia de la seducción y la obra que todo hombre en conquista no debe dejar de leer o al menos hojear.

Durante el entrenamiento se enseña básicamente cómo vencer la timidez, generar atracción, mejorar la apariencia al máximo, iniciar conversaciones con mujeres de manera atractiva, cómo reconocer signos de interés de las mujeres y cómo y cuándo besar, entre muchas otras cosas.

Para algunos puede resultar un disparate y causar gracia que todas estas variantes y estrategias que siempre han sido naturales puedan aprenderse, para otros una herramienta valiosa que marca un antes y un después en el asunto de la seducción.

Sin dudas a la hora de la conquista todo vale.

 

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.




error: