Satisface a tu pareja I: Juegos Preliminares

Antes de que te aventures a satisfacer a tu pareja debes conocer muy bien su anatomía. Tómate el tiempo para acariciarle el clítoris, por ejemplo.

Juegos preliminares. hombredehoy.net

Nota también cómo están conformados sus labios vaginales, dónde y cómo es la apertura de su parte íntima. Si no sabes esos detalles, va a ser un poco difícil que logres estimularla como es debido.

Debes tener siempre presente que el clítoris después del cerebro, es el órgano sexual más importante de la mujer. Así que si no logras estimularlo de forma correcta, no lograrás satisfacer a tu pareja, por lo tanto ésta no podrá llegar al orgasmo.

Una clave que nunca falla para tener buenas relaciones sexuales, es la comunicación. No seas tímido, comparte con tu pareja tus fantasías e invítala a hacer lo mismo. Luego del coito, pregúntale qué estímulos le agradaron y cuáles no.

No olvides los besos, estos aunque no lo creas son muy importantes para las mujeres, además porque con ellos se da el contacto visual, las miradas, las sonrisas. El hecho de que empieces el acto sexual con un apasionante beso, siempre será un buen comienzo.

Juegos preliminares

Juegos Pre-coitales o juegos preliminares.

Estos juegos tienen una gran relevancia para el sexo femenino. Por ello, te recomendamos que no vayas directo a la penetración, ve con calma y paséate por las distintas zonas erógenas de tu pareja. Esto le permitirá que se excite y lubrique, para entonces prepararse para la penetración.

Recuerda que el sexo no debe ser limitado al acto de la penetración y eyaculación solamente. La cantidad de mujeres que apoyan los juegos pre-coitales es superior y aseguran que esto puede ser tan o más importante que la penetración.

Los senos y genitales no son las únicas zonas erógenas de la mujer. Así que prueba con áreas como los labios, el rostro, el cuello, el ombligo, las orejas, las manos, la espalda, los pies, los brazos, los muslos.

Si quieres saber qué otros juegos puedes realizarle a tu pareja antes del acto sexual, no te pierdas la próxima entrega.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.




error: