Prevenir enfermedades cardiovasculares: Esfuerzos que salvan la vida

Las cifras de las enfermedades cardiovasculares- aquellas que atacan al corazón y a los vasos sanguíneos que atraviesan órganos tan vitales como el cerebro y los pulmones- son muy alarmantes a nivel mundial.

Lo positivo dentro de esta dura realidad es que hay formas de prevenir estas afecciones tan graves.

Para reducir los riesgos de padecerla debes ante todo informarte, saber que hay formas cotidianas de evitar estos cuadros que una vez que se manifiestan es muy difícil volver al estado de salud previo y en muchos casos, incluso, tiene desenlaces fatales.

En este intento de prevención, debes poner en primer lugar un cambio de estilo de vida si transgredes cotidianamente los siguientes consejos.

CVD

Como reglas básicas: no fumar, evitar cualquier derivado del tabaco; mantener una dieta saludable, variada, con la menos cantidad de grasas posibles; y mantener una rutina de ejercicios adecuado.

La primera y más básica de estas recomendaciones es fundamental, pero partiendo de que el tabaquismo es una adicción y por lo tanto una enfermedad debes hacer todo por deshacerte de ese vicio que acarrea próximas y múltiples severas consecuencias.

La segunda de las recomendaciones es muy pertinente para todos sin embargo de acuerdo a la cultura de origen y país de residencia cada cual tiene una dieta más o menos sana (no es lo mismo la dieta mediterránea que la japonesa ni que la norteamericana). Por esta razón para algunas personas este punto será de mayor o menor dificultad y su cumplimento no podrá en muchos casos desligarse del aspecto social.

dieta sana

Y por último, establecer y cumplir un programa diario de actividad física es el complemento indispensable para que este trípode de cuidados sea realmente completo y efectivo. Los especialistas aseguran que con tan solo media hora de ejercicio diario la cuota está cumplida y esto va mucho más allá de la tendencia al gimnasio y a la estética, se trata de realizar todo ejercicio, deporte, caminata, regular y constantemente, al menos tres veces por semana e idealmente a diario.

Puede resultarte muy costoso o no, mantener estos preceptos en pos de evitar las mencionadas, pero en todos los casos, sin dudas, valdrá la pena.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.




error: