Orgasmo: Un hecho para nosotros, un reto para ellas

Se dice que de cada cinco mujeres, cuatro están insatisfechas ¿será culpa nuestra?

Lamento pensar que es culpa nuestra, pero casi en todos los casos la culpa es nuestra y el problema tiene la causa en el simple hecho de que solo pensamos en nosotros. Y si somos claros en este tema debemos ser muy conscientes de que debe haber un equilibrio para que las cosas funcionen porque aunque  no lo crean no solo de pan vive el hombre; no solo de amor se mantiene una relación; la satisfacción sexual es de gran importancia.

Y para eso el mundo actual nos muestra a cada día, miles de formas, juguetes y trucos que sabiéndolos usar deberán suplir todas nuestras falencias en la cama, señores no solo existe el nuestro adorado miembro, no solo se llega al placer máximo con contacto netamente genital, metámonos en la cabeza la simple idea de “solo importas tú”.

orgasmo

No se trata como tal de sacrificar  nuestros instintos y pasar a ser insatisfechos, se trata de hacerse conscientes de que tenemos manos, boca y lengua, y una imaginación increíble, díganme que nos cuesta besar absolutamente todo su cuerpo, o  mejor aún invitarlas a un baño en el cual nuestras manos se conviertan en suaves estropajos, o dejar que  los dientes arranquen sus pechos de la manera más intensa mientras la volvemos loca tocando insensatamente su entrepierna… y si por el contrario comenzamos con una arrebatada penetración que no duró mucho, no quedemos ahí y ya, que las caricias abran paso a lo que sigue, no necesitamos  más de quince minutos para llegar al éxito.

orgasmo femenino

Los movimientos matan amigos míos, sométanla de manera cortes que crean que tienen las riendas pero están haciendo lo que nosotros queramos, usen las almohadas,  háganlo rápido hasta que sientan que no pueden, luego cálmense; piensen y bajen el ritmo hasta poder volver a aumentarlo. Todos sabemos que el orgasmo no es el mejor momento, el mejor momento es mantener la sensación de clímax que se da un poco antes del orgasmos, encontrémoslo y usémoslo, todo está en la mente.

 

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.




error: