La relación con los suegros: Un paso de lo caótico a lo familiar

Llevarse desde un comienzo bien con los suegros no es tarea fácil. Por lo cual, es necesario incrementar los niveles de paciencia y tolerancia.

Para nosotros llevarnos bien con nuestros suegros, es tarea complicada. No nos gusta que llegue ese momento cuando ella te invita a la casa de sus padres porque quiere que los conozcas, sin embargo, es un momento que más temprano que tarde llegará.

los-suegros

La verdad el más difícil de caerle bien es el padre de ella, es siempre el tipo que cree que le están arrebatando a su hija, por lo cual debes esforzarte el doble para caerle bien. Al suegro hay que entrarle con el doble de esfuerzo, convencerlo que amas a su hija mimada y que serás tan bueno y protector con ella, como él lo fue antes.

La suegra, sinceramente, es más fácil de agradar, a ella le interesa más que seas un buen novio y trates bien a su hija. Por lo general son las mujeres las que deben lidiar más con la suegra, que nosotros.

Si no tienes buena sintonía con ellos, desde un comienzo, la única solución no es esperar a que su familia se adapte o cambie su comportamiento a la forma que nosotros esperamos. También queda la opción de aceptar ciertos rasgos que parecen molestos, pero que en realidad no lo son tanto. Trata de disfrutar de las cosas buenas y de bajar tu nivel de intolerancia, para pasarla mejor.

los suegros

Habla con tu pareja y haz caso a la frase “Si no puedo decir nada bueno, mejor no digo nada”. Dile que realmente no te sientes cómodo con sus suegros y que prefiere no forzar nada, que ella hable con ellos e intermedie para no agrandar y extender el conflicto.

Muy poca gente, o ninguna, cumplen con la imagen ideal de lo que debe ser un padre o un abuelo. Es necesario aprender que hay diferentes maneras y estilos de serlo, y que todas pueden ser igualmente buenas mientras se preserve el respeto por el otro.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.




error: