Panorama del fin de semana: ir de compras

comprasLo peor, para nosotros, es cuando nuestra novia, o alguna amiga, nos regalan, como gran panorama, una entretenida tarde en el centro comercial.

Crecimos con la idea de que teníamos que odiar ir de compras, especialmente con las mujeres. Odiamos la idea de probar ropa, vagar sin destino esquivando hordas de gente igual de perdida que ellas y tener que llevar una montaña cantidad de bolsas al coche, la mayoría de las cuales, de todos modos, no les van a gustar y las acabarán devolviendo.

Sentimos ganas de llorar cuando a ella se le ocurre esta idea, el centro comercial es un lugar para ir a comprar, no para pasar horas probándose ropa, o viendo regalos o mirar miles de modelos de zapatos. Para nosotros es una de las experiencias más extenuantes, psicológicamente hablando. Sinceramente, deseamos que mejor vayan con la amiga.

Bored-men-shopping.gif-412811

Uno en el centro comercial es preciso y conciso, si tenemos que comprar un regalo, llevamos la idea establecida desde la casa, no nos detenemos a pensar, ya estando en el lugar, sobre cuál es la mejor opción. Si lo que pensamos es un reloj, destinamos tiempo a ver los relojes; si es una cartera, vemos las carteras; si venimos con idea del pantalón, vemos pantalones, y así.

ir de-compras

Cuando deseamos comprarnos ropa, preferimos ir solos. Vemos un pantalón que nos gusta, nos lo probamos, y si nos queda bien y el precio es conveniente, lo llevamos y punto. La idea de ver entre cientos de modelos y tallas es algo absurdo. ¿Para que ver otra cosa si lo que ya posees te sienta bien?, es algo que ronda la ridiculez, para muchos de nosotros.

ir-de compras

Para otros hombres, en cambio, puede ser divertido probarse diversas prendas y oír lo que ellas tienen para decir acerca del cuello en V o de esos pantaloncitos color azul. Vamos, a todos los hombres nos gusta pensar que somos modelos. Además, ¿qué es mejor que tener una mujer sentada esperándolo al lado del probador? Puede ser que la vida de vez en cuando vida también nos dé la revancha.

 

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.




error: