Hombre estéril: ¿Bueno o malo?

El sueño de todo hombre joven y promiscuo.

La vida sexual de nosotros los hombres suele empezar bastante temprano, estamos hablando de esas experiencias en las que por algún capricho del destino resultamos metidos en una encrucijada que atenta contra nuestra integridad física, que casi siempre suele pasar con un familiar lejano; una prima en segundo grado, una tía de la misma edad… o suele ser planeado por el tío pervertido que siente que uno ya está listo para ser todo un hombre. El hecho es que lo hacemos, sea o no en contra de nuestra voluntad lo hacemos y nos queda gustando.

Obviamente a la edad de quince, apenas conocemos lo métodos anticonceptivos por lo tanto comienza la lucha en contra de no “meter la pata” y ser papá antes de tiempo. De ahí mi pregunta ¿bueno o malo? El siglo XXI no es el siglo de los padres, los jóvenes no piensan en tener una familia, una casa y que todo sea normal; más bien pensamos en viajar conocer y no tener ningún tipo de atadura que nos atrape en un solo lugar.

Entonces imaginen ustedes a un joven estéril, yo ya lo hice y me perdonarán si soy cruel, pero sería muy bueno tener la seguridad de que no va a pasar nada por el simple hecho de que no puede pasar nada, porque nacimos con el método de planificación integrado que permite llevar una vida promiscua en la forma que queramos.

Además estaríamos haciendo un gran favor a este mundo en sobrepoblación ya que  obviamente después de adquirir edad y sentar cabeza, o sea seguido los cuarenta no queremos dejar de ser promiscuos sino que las ansia por dejar huella no invadirán haciéndonos desear hijos. La solución es sencilla y está de moda: adoptemos.

 

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.




error: