Hidratación: Regla básica para mantenerte sano

Hidratarse es un hábito básico para mantener tu salud, tan importante como alimentarse; es una clave para que el organismo funcione bien.

Si bien cada uno, de acuerdo a su edad, sexo, metabolismo, tiene necesidades específicas de hidratación, el beber al menos dos litros de agua a diario es una medida ampliamente recomendada para evitar la deshidratación y para compensar el gasto de energía y líquidos diario. Sin embargo, para ser más precisos, según sugerencias de médicos la mujer debe beber 2 litros y el hombre 3. Más aún cuando la práctica deportiva es central en tu rutina diaria, momento para el cual debes prepárate e hidratarte antes durante y después del ejercicio para lograr un buen rendimiento.

El modo más común de hidratarse es beber agua u otros líquidos pero no olvides que también puedes tomarlo por medio de la ingesta de ciertos alimentos que contienen agua, en especial la verdura y la fruta, dentro de ellas hay algunas que aportan mucho líquido; tal es el caso de el melón, la sandía, naranjas, peras, uvas, entre otras.

hidratación

Si bien naturalmente hay una tendencia a beber más en las épocas o días calurosos, la ingesta de líquidos- que puede ir desde agua mineral, zumos naturales de frutas o en su defecto bebidas gaseosas de las múltiples marcas y sabores que hoy por hoy disponemos- debe ser un hábito constante e independiente de las condiciones climáticas.

Para mantener una hidratación óptima es muy importante tener conciencia de ello y no esperar a experimentar sensación de sed, pues cuando ésta aparece significa que ya empezamos a estar deshidratados.

Si bien en el ejercicio físico es fundamental reponer el líquido perdido, en las actividades cotidianas, que no implican tanto esfuerzo corporal, también estamos perdiéndolo en forma constante sin ser conscientes de ello, a través del sudor, la orina, la respiración o las heces.

Muchas veces desde las campañas de prevención dependientes de organismos de salud, sólo se alerta de cuidar a los niños y ancianos de las olas de calor o deshidratación; sin embargo es preciso que todos tomemos en cuenta estos consejos y más aún si eres un deportista o practicas regularmente alguna disciplina corporal.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.




error: