Desempleo: Miedo a no poder mantener un hogar

Es un estado de suma incomodidad para el hombre, por lo cual, estamos a llamados a sobreponernos lo más rápido posible.

Ser cesante, va más allá de no tener un trabajo digno para sobrevivir. Es algo que para muchos es un factor de miedo y estrés constante, debido a que nos sentimos inseguros al no tener un empleo digno, porque encontramos que todos nuestros esfuerzos por ser llegar lejos en la vida no dan frutos.

Las frustraciones van por el lado de los que son cesantes ilustrados, aquellos que estudiaron 5 años en la universidad para trabajar por su futuro. El temor a perder el trabajo es inevitable, no podemos intervenir en el futuro para saberlo, más bien, el miedo de es el no tener dinero para poder mantener un hogar; nos hiere en nuestro orgullo ver que nuestra familia, en muchas ocasiones, se viene abajo por la falta de empleo del hombre del hogar.

Desempleo. Hombre de hoy

La cesantía es una de las situaciones más estresantes que puede vivir un hombre y se asocia frecuentemente a trastornos del ánimo. La irritabilidad es uno de los síntomas de la depresión y suele tener repercusiones a nivel de las relaciones más cercanas de quien la padece.

Siempre da pena aceptarlo, pero hay que hacerlo tarde o temprano, al no tener trabajo, es preferible buscar otro en vez de lamentarse por el que se perdió. Pero, es mejor no perder tiempo en alegar o recriminar contra el mundo, todos estamos proclives a quedar cesante alguna vez en nuestras vidas. Siempre, las malas noticias, debemos tomarlas como futuras oportunidades.

El desempleo es algo que nos puede pasar a todos, hay que saber enfrentarla de la mejor manera. Siempre hay que pensar en ser los mejores en lo que hacemos y demostrar lo que valemos, el mundo laboral esto lleno de oportunidades para quienes buscan, no hay que llorar por sólo una que se pierde.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*


error: