Darse un tiempo: cuándo es mejor dejarlo

Darse un tiempo: cuándo es mejor dejarlo. La  frase célebre de toda mujer es: “necesito un tiempo”. A veces es mejor así.

Hasta este punto de mi corta vida nunca se me ha pasado por la cabeza la absurda idea de pedir un tiempo, no es ser machista, pero creo que a ningún hombre se le ocurriría una cosa de esas. Es como si tú por fin obtuvieras la reserva para un gran lugar y en medio de la cena o el cocktail dijeras: “no me siento preparado para esto” y te marcharas sin decir nada esperando que al día siguiente la reserva siga vigente.

Hoy solo tengo que decir que siempre es mejor dejarlo así, no hay porqué dar un tiempo, el resultado de ese tiempo será que en un par de meses ambos os deis cuenta de que las cosas no funcionaron pero la persona que pidió el tiempo estará mucho más clara sobre lo que siente por el simple hecho de que ya lo sabía, ya lo había pensado y posiblemente hasta tuvo el tiempo que le diste para planearlo sola o acompañada por su “ex”, ya que en un gran porcentaje ese tiempo lo provoca el “ex”.

darse un tiempo

Hay solo dos cosas que se deben dar sin esperar nada más que un emotivo gracias: una es un vaso de agua y la otra es el saludo, pero… ¿tiempo? el tiempo es lo más sagrado que hay, y en mi opinión no se puede estar regalando como si fuesen saludos simplemente porque el tiempo todo lo acaba, todo lo destruye, gracias a él envejecemos y en una relación significa inseguridad y falta de decisión.

Por eso mis amigos cuando alguien llegue a pensar en la hermosa palabra tiempo, ¡oh Belcebú de toda relación!, rezad de inmediato y con todo el dolor del mundo obedecez el llamado, terminad y no volváis a caer en esa cama.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.




error: