Club swinger: 7 razones para vivir una experiencia sexual única

Club Swinger

¿Te has preguntado cómo sería ir a un club swinger de intercambio de parejas? Para muchas personas, un club swinger es uno de los primeros lugares donde realmente comienzan a vivir y disfrutar de la libertad sexual de una relación abierta. Aún más, a menudo hay incertidumbre y desinformación sobre lo que es un club de intercambio de parejas, qué sucede allí y si vale la pena ir.

Lo primero: ¿Qué es un club swinger?

Un club swinger es un local donde se reúnen personas interesadas en el intercambio de parejas, tríos u otras experiencias sexuales. No todos los que entran en un club de intercambio quieren tener relaciones sexuales con otras personas que no sean su pareja. Y no todos tienen la misma idea de lo que es correcto y lo que no. Estas reglas deben establecerse previamente entre la pareja, y están respaldadas por el hecho de que “no es no” en la normativa básica de cualquier club swinger. Quien no lo tiene un claro, es expulsado.

Normalmente a estos clubes van parejas de novios, casados, hombres solos, y también, aunque menos, mujeres solas. Hay muchos hombres que no se atreven o no quieren ir con su pareja a un club swinger. Pero eso ya no es un problema, en Felina BCN, un exclusivo servicio de escorts en Barcelona, puedes contratar a tu compañera sexual ideal. De acuerdo, sabemos que puede intimidar un poco ir por primera vez a un club swinger. ¡Pero tranquilo o tranquilos, pareja! Os damos 7 buenas razones para disfrutar de vuestra primera visita al club de intercambio de parejas.

Existe respeto mutuo

Una visita a un club swinger no obliga a nada en absoluto. Tenéis toda la noche para descubrir el club y tener una idea de la situación. Y si no os gusta, simplemente os vais. Nadie está obligado a nada, hay un gran respeto mutuo.

No se está obligado a tener sexo

En un club de swingers, el sexo está, por supuesto, en primer plano. Pero eso no significa que tengáis que participar en algo que no deseéis. Tomadlo con calma y disfrutad de una noche relajante en un ambiente erótico. Sin presión de ningún tipo todo puede llegar por sí solo.

Swingers

Hay una primera vez para todos

Incluso si tenéis la impresión de que la mayoría de los asistentes se conocen desde siempre, hay una primera noche para cada persona o pareja. La mayoría de las parejas saben exactamente lo que se siente y tratarán de haceros la experiencia más sencilla. Solo hablad un poco con los demás y hacerles saber que sois nuevos.

Llevad vuestro propio ritmo

La mayoría de los clubes swinger abren relativamente temprano, así que podréis tomar una copa tranquilamente en el bar. De este modo tendréis una visión general de las otras parejas y pronto sabréis quienes os atraen más.

La seguridad y la higiene son lo primero

La mayoría de los clubes conceden gran importancia al factor bienestar. Lo más probable es que haya preservativos en todas partes. Además, a menudo se encuentran desinfectantes o lociones para garantizar la seguridad y la higiene de todos.

No significa No!

Existe un estricto código de conducta en los clubes swinger. Si no se desea que una pareja o individuo se acerque a ti, un simple “no” es suficiente. Los asistentes conocen las reglas y las respetan. Si hay una excepción, el personal del club estará encantado de ayudaros.

La edad no importa (a partir de los 18 años, por supuesto)

La edad mínima de la mayoría de los clubes es de entre 18 y 21 años. Si es realmente importante para vosotros, podéis informaros con antelación sobre la edad promedio de los asistentes. Pero no dejéis que eso os condicione demasiado, porque en realidad no importa mucho.

Conclusión

Un secreto íntimo también puede ser muy emocionante. Por supuesto, conocer a otras parejas swinger en un club de intercambio es al principio un poco embarazoso. Pero, una vez que hayáis superado el primer momento de incertidumbre, compartís un dulce secreto, y eso puede ser realmente emocionante.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*


error: