Cinco temas para después de hacer el amor

El complemento perfecto: Cinco temas para después de hacer el amor

Nada como una buena conversación antes de iniciar el apetecido segundo “round”.

En un artículo anterior escribía sobre como no es bueno caer como piedra después del acto sexual, pues para ellas eso es fatal ya que da a conocer el verdadero interés de nosotros hacia ellas. Indagué con algunas de mis amigas más cercanas y me dieron el escalafón de temas más hablados después de la acción.

Cinco temas para después de hacer el amor

  1. El futuro inmediato o lejano constituye el primer lugar, hablar de lo que quieren, de lo que sueñan, de las metas que sean propuesto y de cómo van a llegar a cumplirlas; no importa si no se ven a largo plazo juntos, hablar de lo que viene siempre es un buen tema a invocar después del primer encuentro físico.
  2. Es ya muy normal y casi comprobado que alguno de los dos (normalmente la dama), volverá en el pasado para recordar aquella primera impresión de quien la o lo acompaña entre sábanas, preguntas como: ¿te acuerdas del día en que nos conocimos? o ¿recuerdas nuestro primer beso? Son cuestiones que siempre llegan en ese momento.
  3. De lo que van a hacer cuando se despierten en la mañana, es muy común que planeen todo lo que quieren hacer al siguiente día y estamos hablando desde qué queremos para el desayuno hasta que película vamos a ver en la tarde, sin olvidar el hecho de la ropa interior que van a usar y como va ser el baño.
  4. Las comparaciones nunca faltan, es por ellos que a veces se suele recordar la primera vez de cada uno, como perdimos la inocencia y nos entregamos a los placeres del amor por primera ocasión para terminar expresando la felicidad que ambos sienten en ese instante.
  5. En algunas parejas es normal hablar del rendimiento que tuvieron en las recientes acciones, hablar de cómo estuvo, de cuáles fueron las mejores cosas y lo que más gustó a cada uno, es uno de esos temas que siempre están vigentes en el pos revolcón, y este el que hace que las cosas en la cama mejoren en cada encuentro.

Siempre hay cosas de qué hablar después de entregarse en el acto más delicioso del mundo y a modo de consejo debo decir que al terminar estas charlas matutinas, debemos proponer un detonante; me refiero a algún comentario un poco fuera de lugar que haga que las cosas se tensionen un poco para luego resolverlas en lo que anteriormente llamé el apetecido segundo round.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.




error: