Chat online: para cuando no tienes plan

Que el ordenador no sea solamente un instrumento de trabajo, sino de ocio también.

En este mundo loco en el que el tiempo es solo una ilusión que amenaza con alcanzarnos y no dejarnos hacer nada, ya no hay lugar ni espacio para verse con la novia y por supuesto tampoco de llegar a pasar al menos tres noches de la semana entre sus pasionales brazos como debería ser, pero lo bueno de la globalización y todas esas corrientes que hacen nuestra vida más “fácil” (dicen los abuelos), es que existe el chat online y, mejor aún, el videochat.

chat online

Sean bendecidas las webcam de alta definición que nos ayudan en la transición de la semana, cuando un miércoles siendo las once  cincuenta y nueve pm, nos ataca el mal de Príapo haciendo que el pantalón se convierta en la carpa principal de un circo y dentro una revolución de gran temperatura y la pantalla indica en los grupos ya sea de Facebook, Badoo, Whatsapp, entre otros; que aquella está conectada.

Es tan sencillo como dar un par de clicks sobre ese nombre expresado en un link e iniciar una conversación que pronto se convertirá en la chispa para un buen e innovador rato, que no solo hará que le encontremos un nuevo sentido al internet sino a la relación; porque cosas como estas apartan la cotidianidad y monotonía de la relación con nuevos aires, que podríamos decir sexuales.

chat-online

Entonces entablamos la conversación y los siguiente que vemos en el monitor es la forma suave como ella va soltando el sostén sin tener que quitarse la camiseta, la cual se va levantando dejándonos ver ese par de “botones” que son nuestros, a distancia pero nuestros. Automáticamente nuestra mano ya ha bajado la cremallera y se posa sobre “el paquete” para comenzar con la faena de media noche, los auriculares a los oídos y… mala suerte para aquellos que no tienen ni webcam, ni cascos.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.




error: